Norio, el robot mediador

Premio Patrimonio e Innovación 2015, este robot permite a las personas con movilidad reducida descubrir el piso del castillo.

 

Este proyecto ideado hace 4 años por agentes del castillo de Oiron y puesto en práctica desde noviembre de 2013 por dos  ingenieros de robótica franceses de la joven empresa Droïds Company pretende facilitar la visita a las personas con movilidad reducida para que descubran los espacios y las obras de arte que hasta ahora no podían disfrutar.

 

Diseñado para desplazarse por las salas del primer piso, el robot del castillo de Oiron permite a los visitantes con movilidad reducida decidir por sí mismos las condiciones de su visita, que de este modo se vuelve más sencilla, real y autónoma.

Desde el "puesto de control" instalado en la planta baja del castillo, los visitantes dirigen el robot móvil con un ratón de ordenador o un joystick y le hacen recorrer los espacios donde se mezclan obras del Renacimiento, del siglo XVII y actuales, como la sala de armas, el gabinete de las musas, el salón de los emigrados o la gran galería pintada. Cada "visitador-piloto" recibe en directo una transmisión audio y vídeo HD de su recorrido y puede comunicarse a través del robot con todas las personas que recorren los mismos lugares, ya sean amigos, otros turistas o un guía del castillo de Oiron.

El robot de visita, herramienta original creada para el castillo de Oiron, representa toda una innovación tecnológica que responde a la vez al objetivo de ser fácilmente utilizable por neófitos, así como a las limitaciones de circulación de una máquina en un monumento histórico abierto al público.

Pero también constituye un nuevo tipo de oferta que permite al castillo de Oiron proponer una visita más completa a públicos hasta ahora impedidos. Esta primera experiencia realizada en el castillo podrá sin duda llevar a otros monumentos históricos, museos u otros lugares culturales donde el acceso total y directo resulte imposible para una parte o la totalidad del público.